Escúchanos en línea
  icon bb 34 32  

Los argentinos que hicieron el corto animado de Thalía.

rkgscbTtVg 930x525
Thalía eligió a los argentinos Bruno Scopazzo y Dani Duche para que realicen el video animado del tema Todavía te quiero, de su reciente disco Latina, en el que canta junto a De La Ghetto. La mexicana llegó a ellos a través de su hija Sabrina quien le mostró el clip Ana Lucía, que habían hecho para la banda paraguaya Kchiporros.

“Un día estábamos los dos tranquilos y empezaron a caer mails de Sony, eran dos o tres productores distintos que nos estaban buscando. Ellos nos contaron que querían un video animado, les dije como era el proceso, me agradecieron y se cortó la charla. Pensé que había quedado ahí. Pero nos volvieron a llamar y nos anunciaron que Thalía quería trabajar con nosotros. Nos pasaron el tema y nos dieron una semana para hacer propuestas y mantener una reunión con ella por Skype”,  El director del clip confiesa que tras el llamado comenzó a los gritos, contento por el nuevo desafío.

“Yo estaba trabajando como director de animación en un estudio hasta que me llamó Bruno, le dije que si salía el trabajo renunciaba. Salió, pero renuncié antes, estaba muy cebado”, revela Daniel al que el proyecto le comenzó a cambiar la vida antes de hacerse realidad.

Los chicos se pusieron a trabajar en varias propuestas pero con algo de miedo a que les estén mintiendo. “Hasta que no vimos a Thalía pensamos que era una joda”, dicen los dos creadores casi al unísono sentados en la sala de su productora Pochoclo, en Recoleta. “Los mails tenían el arroba de Sony, pero no lo podíamos creer. Además no entendíamos por qué venían a nosotros y no a gente de Estados Unidos con más experiencia”, explica Bruno.

Pero todo esto se esfumó cuando a la semana Thalía apareció en la pantalla de la computadora del estudio, sentada en el living de su casa de Nueva York. “Escuché la canción doscientas millones de veces, hice una análisis y al mismo tiempo iba escribiendo un guión. Nos dieron libertad para trabajar y presentar las ideas que quisiéramos. En la charla ella nos dijo que quería hacer cosas locas que eso era lo que más le había gustado del video que habíamos hecho antes, donde los conceptos son muy poco lineales. Por eso es que está tan al palo este clip. Pasan mil cosas por segundo, es muy difícil verlo y entenderlo de una”, indica Bruno.

“Thalía se quedó con la historia del viaje en el tiempo que era nuestra última opción y la que menos definida teníamos. A ella le divertía verse en distintos lugares, con distintos cambios de ropa. Hasta nos habilitó a jugar con lo de la costilla, ella lo propuso”, cuenta Daniel sobre el famoso mito de la cantante que se habría sacado una costilla para afinar su cintura, algo que desmintió hace unos años. Además, Bruno agrega que fue ella quien pidió que pongan muchas referencias a su trayectoria como profesional. Por eso el perro del video es Pulgoso, su compañero canino de la recordada novela Marimar (1994).

Fue a partir de este pedido que los chicos y el resto del equipo de la productora comenzaron a agregar cosas sutiles y no tanto al clip. Entre algunas cositas se puede descubrir el platito del perro con el nombre incompleto, el robot con las canillas en los pechos recordando el video de su canción Piel Morena (1995) donde la cantante las luce en sus pechos, y más elementos de sus anteriores que escondieron por el fondo que sólo los ojos de sus más fanáticos sabrán reconocer luego de ver varias veces y detenidamente el clip.

Bruno y Daniel nunca se encontraron con la cantante, todo lo hicieron de forma virtual. Hasta se sorprendieron cuando ella los llamaba para agregar cosas al clip o les mandaba videos con ideas para distintas partes de las animaciones. Los chicos aún no salen del asombro, no sólo por haber realizado el clip para la mismísima Thalía sino porque lo resolvieron en tres meses, un tiempo récord para el mundo de la animación.

Tomado de: elclarin.com

 

ACTIVA ON LINE RADIO EN LA WEB 

  


logo activa online
  +58 243 2152500
 info@activaesonline.com
   Aragua, VE